A cuatro meses: detalles de la carrera presidencial

Detalles de la carrera presidencial
Imagen generada por DALL-E

A menos de cuatro meses de la elección general del domingo, 5 de mayo, y a escasas tres semanas de que inicie formalmente el periodo de campaña, el panorama se mantiene incierto y álgido.

Luego de un cierre de año en que el país atravesó una crisis impulsada por el descontento ciudadano, particularmente sobre la operación minera en Donoso, Colón, el polvo parece asentarse.

No obstante, aún no queda completamente claro quiénes fueron los perdedores y ganadores en cuanto a la opinión pública luego de más de un mes de protestas, cierres indefinidos y revuelo político.


Camino

Formalmente, el periodo de campaña, el cual dura 90 días, comienza el próximo sábado, 3 de febrero. Será durante los tres meses siguientes, hasta el viernes, 3 de mayo, que los candidatos podrán poner vallas, transmitir cuñas, pedir el voto y hablar de propuestas concretas.

Durante ese tiempo, ningún candidato podrá participar de inauguraciones de obras o eventos llevados a cabo con dinero público. Para los candidatos oficialistas esto tiene suma importancia, particularmente para el vicepresidente José Gabriel Carrizo y los diputados y autoridades de gobiernos locales que buscan la reelección.

El Código Electoral es la norma que rige el proceso y detalla lo que se permite o no durante el periodo de campaña. Igualmente, establece multas o penalidades por incumplimiento.

El Tribunal Electoral tiene contemplado llevar a cabo tres debates presidenciales. Estos, serán organizados y moderados por actores diferentes. Será uno por mes a partir de febrero y hasta abril.


Meta

En total, se seleccionarán candidatos para 885 cargos de elección popular entre presidente, diputados a la Asamblea Nacional y al Parlamento Centroamericano, alcaldes, representantes de corregimiento y concejales. El Padrón Electoral preliminar es de unas 3,042,081 personas, con el voto joven y primerizo acaparando altos porcentajes.

Cargos a elegir el 5 de mayo de 2024

Cargo Total a elegir
Presidente 1
Diputados Asamblea Nacional 71
Diputados Parlamento Centroamericano 20
Alcaldes 81
Representantes de corregimiento 701
Concejales 11
Total 885
Fuente: Tribunal Electoral

Miles de candidatos partidistas y por la libre postulación buscan llegar a cargos de elección popular a partir de julio de 2024, cuando empieza el nuevo gobierno.

Los próximos cinco meses serán clave para el futuro del país. Al próximo gobierno le tocará enfrentar temas que ya son impostergables. La crisis del agua, el agotamiento de las reservas de la Caja de Seguro Social, el cierre de la operación minera y la necesidad de una reforma educativa son solo algunos ejemplos.

Esto, sumado a una economía que crece más lento, la amenaza de millonarias demandas, el grado de inversión en peligro y la seguridad jurídica del país —atractivo para la inversión estratégica— en juego.

La meta, con la cobertura de Nueva Nación, es dotar al electorado de datos, información, análisis y herramientas para tomar una decisión informada el próximo domingo, 5 de mayo.


Líder

De momento, el expresidente Ricardo Martinelli es candidato en firme por el partido Realizando Metas. Esto, a pesar de una condena de 10 años de prisión por blanqueo de capitales en su contra. Un recurso de casación espera fallo en la Corte Suprema de Justicia, proceso que ya está andando y se prevé sea resuelto antes de la elección.

La realidad es que la figura de Martinelli será determinante a nivel presidencial, pues puntúa de primero en las encuestas de intención de voto presidencial, sobrepasando a sus contrincantes más cercanos por más de 15 puntos porcentuales. En una nota previa analizamos al complicado personaje y cómo su presencia, o no, podría impactar la campaña.

Martinelli eligió al exministro de Seguridad José Raúl Mulino como su compañero de fórmula. En caso de que a Martinelli se le impida correr a la presidencia, será Mulino quien ocupe el lugar en la papeleta. Anteriormente, Martinelli intentó postular a su esposa, Marta Linares de Martinelli, pero el Tribunal Electoral decidió que iba contra la norma.


Actores

Del total de ocho candidatos presidenciales, cinco son de partidos políticos y tres van por la vía de la libre postulación. El gobernante Partido Revolucionario Democrático (PRD), tras cuatro años y medio de desgaste político en el poder, postula al actual vicepresidente José Gabriel Carrizo, una apuesta clara a la continuidad de la actual gestión.

Carrizo es parte de un gabinete debilitado por la crisis de finales del año pasado. La bancada del PRD en la Asamblea, liderada por la cúpula de ese partido parece apoyar sus aspiraciones, esto a pesar de que se trata de una figura poco popular del gobierno. No obstante, el comportamiento de los diputados demuestra algo de descontento con el desgaste de la gestión actual. De los 35 diputados del PRD en la Asamblea Nacional actual, el 91%, unos 32 diputados buscan la reelección.

El compañero de nómina de Carrizo es el exministro de Salud, Camilo Alleyne, quien participó del último gobierno PRD. Se trata de una figura poco popular fuera del partido y su designación como compañero de fórmula fue recibida con algo de sorpresa.

¿Podrá el PRD retener el control legislativo con una figura débil en busca de la presidencia?

Esta parece ser la pregunta que se hacen a lo interno. En las encuestas, Carrizo puntúa extremadamente bajo, a pesar de casi 700 mil inscritos actualmente en el partido más grande de la historia del país.


División

Además de Carrizo, se podría decir que el PRD tendrá otros dos presidenciales en la papeleta. Primero, la actual diputada de ese partido, Zulay Rodríguez, corre como independiente. Fue la persona que más firmas recaudó durante el proceso, con un total de más de 176 mil. Su compañera de nómina es la exdiputada de Chiriquí, Athenas Athanasiadis.

Rodríguez ocupa una curul en el circuito 8-2, correspondiente a San Miguelito.

También aspira, por la libre postulación, a repetir como diputada. La ruptura política de Rodríguez con su partido se dio durante esta administración en la Asamblea, luego de discordia con la cúpula de ese partido, liderada por Benicio Robinson.

En la primaria perredista de 2019, Rodríguez obtuvo alrededor del 20% de los votos, perdiendo contra el ahora presidente Laurentino Cortizo. Su impacto a lo interno del partido, es real, aunque relativo. En 2019, salió electa diputada con 28,743 votos totales.

El secreto a voces de la cercanía entre Rodríguez y Martinelli quedó evidenciado luego de que anunciaran que el partido político de Martinelli, Realizando Metas, postularía a Rodríguez como alcaldesa para San Miguelito.

Rodríguez, quien es apoyada por Martinelli pero también se enfrenta a él en la presidencial, aparecerá en tres papeletas en mayo próximo.


Factor Torrijos

Por otro lado, Martín Torrijos Espino, expresidente e hijo del fundador ideológico del PRD, el general Omar Torrijos Herrera, aspira a la presidencia fuera de las filas del partido que fundó su padre.

Luego de su periodo presidencial entre 2004 y 2009, Torrijos Espino se alejó un poco de la vida política. Apareció durante la campaña de 2019 haciendo campaña a favor de Cortizo en áreas clave del país. Apoyó esa campaña y a la filas partidistas.

Tras el manejo de la pandemia, y a finales de 2022, Torrijos hizo declaraciones públicas sobre la actual cúpula del PRD, particularmente sobre el diputado y presidente del partido Benicio Robinson.

Se especuló que participaría de las primarias o buscaría ocupar un cargo directivo. Su decisión de no enfrentarse a lo interno y, en cambio, ir postulado por el Partido Popular al margen del partido fue criticada por sus copartidarios.

Su elección de la exministra de Salud, Rosario Turner, como compañera de fórmula es un enfrentamiento directo a la actual gestión.

Turner fue separada de su cargo en medio de la pandemia con poca explicación por parte del gobierno de Cortizo. Esto, a pesar de ser considerada una figura con credibilidad por la ciudadanía en general durante aquella crisis sanitaria.

Torrijos Espino repite en su discurso político que busca recuperar al país y al partido.

Se perfila como una opción diferente para algunos perredistas y una opción con experiencia para algo de la masa independiente. La pregunta es qué tanto del voto perredista logrará acaparar Torrijos Espino, cuántos independientes logrará convencer y si ésto será suficiente para ganar la presidencia.

Candidatos presidenciales para la elección general de mayo de 2024

Candidato presidencial Vicepresidente Partido Votos en primaria o firmas obtenidas por la nómina
José Gabriel Carrizo Camilo Alleyne Partido Revolucionario Democrático Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (en alianza) 198,208
Rómulo Roux José I. Blandón Cambio Democrático Partido Panameñista (en alianza) 178,957
Martín Torrijos Rosario Turner Partido Popular -
Ricardo Lombana Michael Chen Movimiento Otro Camino -
Ricardo Martinelli José Raúl Mulino Realizando Metas Paritdo Alianza (en alianza) 57,355
Zulay Rodríguez Athenas Athanasiadis Libre postulación 176,153
Maribel Gordón Richard Morales Libre postulación 163,862
Melitón Arrocha Aida Michelle de Maduro Libre postulación Partido Alternativa Independiente Social (en alianza) 157,206
Fuente: Tribunal Electoral

Oposición

La nómina liderada por Rómulo Roux con José Blandón de vicepresidente es la secuela de una fatídica alianza del pasado.

La unión de Cambio Democrático y el Partido Panameñista, esta vez con cúpulas renovadas, junta a dos grandes partidos para buscar consolidar una propuesta presidencial y de gobierno.

Roux, abogado de la firma Morgan & Morgan, la cual representa a la empresa Minera Panamá en el país, es el claro objetivo de cuestionamientos sobre el tema minero. Su capacidad de desligarse del tema es casi nula.

En 2019 quedó segundo en la elección presidencial, apenas unos 40 mil votos por debajo de Cortizo. En esa elección, contaba con el apoyo de Martinelli.

Luego de una contenciosa primaria el año pasado contra la diputada Yanibel Ábrego, apoyada por Martinelli, Roux logró arrebatarle finalmente el partido al expresidente, un tipo de jugada política que pocas veces se ve y tenía años cosiendo.

Por su parte, Blandón aporta un número importante de votos, al menos en papel. En su primaria, donde corría sin contrincante, sacó a 100 mil Panameñistas a votar en apoyo a su candidatura.

Ambos tendrán el obvio reto de llegar a la presidencia y también consolidar un gobierno a nivel legislativo que en caso de ganar les permita gobernar de forma eficaz. Actualmente Roux no controla la bancada de CD, con la mayoría de esos diputados leales a Martinelli.


Nuevo

Ricardo Lombana, quien participó como independiente en la elección de 2019, logrando el 18% de los votos totales a la presidencia, ahora buscará llegar con un partido político que él lidera. El Movimiento Otro Camino, su proyecto político, se perfila como un vehículo para dar espacio a independientes en la papeleta a distintos cargos.

Lombana impulsa un discurso contundente anticorrupción. En la elección pasada, su falta de propuestas concretas fue una de las críticas más claras, aún más luego de que presentara un escueto plan de gobierno. Después de cinco años de organización política, la suposición es que será más contundente.

No obstante, el discurso anticorrupción acapara su temática, con un enfoque en el tamaño del Estado, el uso de las planillas para beneficio político y el número de diputados de la Asamblea actual.

Sumó al empresario colonense Michael Chen como su vicepresidente. Otra persona sin experiencia política, Chen busca apelar al voto independiente y joven. Juntos conforman la nómina más joven a la presidencia.

En el tema minero, Lombana logró perfilarse como un político anti-mina, al menos durante el periodo de las multitudinarias protestas. Sin robar mayores escenarios participó de algunas demostraciones.

Una miembro fundadora de su movimiento, Martita Cornejo, fue quien presentó la demanda de inconstitucionalidad contra el contrato minero: eventualmente la Corte falló en su favor.

De momento, Lombana se perfila como alguien con poca experiencia en lo público pero con un discurso anticorrupción que evidentemente cala entre la población. No queda claro si será suficiente. Las figuras que apoya el Movimiento Otro Camino para gobiernos locales y a la Asamblea también buscan adueñarse de ese discurso y buscar votos en bloque.


Izquierda

La economista y profesora Maribel Gordón es la única opción que se autodenomina de izquierdas en esta elección. En 2019 fue postulada como vicepresidenta del dirigente sindical Saúl Mendez por el Frente Amplio Democrático (FAD). Al no subsistir el FAD la elección, Gordón optó por la libre postulación.

Como compañero de fórmula eligió al politólogo Richard Morales, quien se perfila como un ponente de una izquierda académica y más moderna. El discurso no parece haber calado, con Gordón puntuando por ahora muy bajo en las encuestas.

No obstante, lograron algo de protagonismo durante la crisis minera del año pasado, pues tienen la postura anti-minería más contundente de todas.


Ofertas inesperadas

Melitón Arrocha es un abogado panameñista quien aspira por la libre postulación. En 2014, fue electo diputado por ese partido, pero no ocupó su curul, pues fue nombrado ministro de Comercio e Industrias por el presidente Juan Carlos Varela.

Posteriormente fue embajador de Panamá ante las Naciones Unidas en Nueva York, Estados Unidos. Su compañera de fórmula es Aida Michelle de Maduro, quien actualmente forma parte de la junta directiva de la Caja del Seguro Social.

Arrocha se ha definido a sí mismo con un “radical de centro” y en el tema minero ha sido favorable a la operación minera y a la empresa. Puntúa bajo en las encuestas. Se trata de un político poco conocido previo a la campaña.

Arrocha aparecerá en la papeleta como independiente y también en la casilla del Partido Alternativa Independiente Social (PAIS), un nuevo actor en esta elección liderado por el abogado José Álvarez.


Contienda

La carrera presidencial agarrará rumbo una vez quede claro si el expresidente Martinelli estará o no en la papeleta.

La campaña promete ser interesante, con cada candidato buscando puntos a su favor y recibiendo ataques en su contra.

La responsabilidad de fiscalizar y arbitrar un largo y contencioso proceso será del Tribunal Electoral y la Fiscalía General Electoral. Los actores son varios. Y hay mucho en juego.