Cuando el plazo se asoma

I
Ka-ching.

 

La deuda nacional, tanto pública como privada, ha cobrado en los últimos diez años magnitudes jamás antes imaginadas en la historia de la república. La deuda nacional al cierre del siglo, era de $7.7 mil millones. En 2005 era de $10.2 mil millones y para 2010, cinco años después, era de $11.6 mil millones. Al cierre del 2016, la deuda había alcanzado unos $21.6 mil millones.

 

Esta duplicación es sorprendente considerando la tendencia y el hecho que el financiamiento de la principal inversión a largo plazo del país —la ampliación del Canal— no cuenta como parte de la deuda pública.

Pero no es solo la deuda pública. También la cartera crediticia privada ha mostrado un crecimiento destacado. Abajo, los saldos de las principales carteras, según la Superintendencia de Bancos.

Aunque el salto mayor lo hizo la cartera de crédito hipotecario, no se puede omitir la duplicación del saldo de las tarjetas de crédito en el país. En los últimos años, se nota un empuje agresivo de los bancos por ofrecer este producto —liderados por BAC, Banco General y Banistmo. Este mercadeo llevó a que el financiamiento de tarjetas de crédito aumentara un 20% entre diciembre de 2014 y noviembre de 2015.

 

II
Los acreedores.

 

¿Y a quién se le debe toda esta plata? En el lado privado, usando como referencia la cartera hipotecaria, los colosos del mercado son Banco General con una cartera de $3.6 mil millones, luego Banistmo con $2.1 mil millones, la Caja de Ahorros con $1.2 mil millones y luego Global Bank con $1.1 mil millones.

Por el lado público, los principales tenedores de nuestra deuda son bancos internacionales. El Banco Interamericano de Desarrollo, por ejemplo, mantiene un saldo a su favor de $2.5 mil millones. El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento tiene uno de mil millones y la Corporación Andina de Fomento —hoy llamado el Banco de Desarrollo de América Latina— tiene $893 millones.

Pero también hay una serie de acreedores privados que han adquirido bonos gubernamentales. Panamá tiene un saldo a enero de 2017 de $11.3 mil millones en deuda emitida en bonos.

 

Cheat Sheet: El Sistema Bancario.

Panamá cuenta con uno de los centros bancarios más importantes de la región con depósitos tanto locales como extranjeros por $21 mil millones. Panamá cuenta con dos bancos oficiales, el Banco Nacional de Panamá y la Caja de Ahorros.

Además, en la plaza hay unos 47 bancos con licencia general y otros 29 con licencia internacional. Son los bancos con licencia general los que atienden el mercado panameño, pero también bancos extranjeros se establecen en el país para tener una presencia regional o manejar su cartera de activos desde Panamá.

Tan solo los bancos de licencia general manejan activos por los $100 mil millones —el doble del estimado del producto interno bruto— mientras que todo el Centro Bancario Internacional —la suma de todos los bancos— maneja activos por los $120 mil millones.

 

III
Sostenibilidad

 

La pregunta es si los panameños podemos mantener los pagos de estas deudas masivas, en vista de la desaceleración económica que experimenta el país.

Por el lado de la deuda privada, ya las entidades bancarias y financistas han salido al paso a solicitar más cautela por parte del consumidor bancario panameño, indicando que la exposición de la deuda privada, comparada al producto interno bruto, sobrepasa la mitad del mismo. El apetito de los panameños por la deuda está en aumento, pero los expertos piden resguardo y prudencia, particularmente en el sector de tarjetas de crédito.

Por el lado público, cabe resaltar que un cuarto de la deuda pública vence en los próximos cuatro años, lo cual pone al Gobierno en premura de buscar su refinanciamiento, es decir, utilizar un nuevo préstamo para cubrir la deuda anterior.

En un complejo reporte de la Dirección de Financiamiento Público, el cual analizaremos a futuro aquí, esa entidad califica la deuda pública como sostenible y estable, en particular por la posesión de Panamá del afamado grado de inversión, que le permite obtener mejores tasas de interés.

tl;dr #sofar #sogood